martes, 23 de febrero de 2016

Solange Dubois en FB (Ana Mª Jimenez). "El apoyo a la esterilización tanto de particulares como de animales sin dueño es una tarea URGENTE de las administraciones y de los colectivos veterinarios, en un país como el nuestro, donde la tasa de abandonos y maltrato animal es tan alta y preocupante."



                                                                  Ana con Bonny




Solange Dubois  en FB (Ana Mª Jimenez), Gestiona colonias felinas urbanas desde 2003 hasta el presente año, habiendo intervenido en unas veinte colonias, (considerando intervenciones puntuales o sistemáticas ayudar a otras personas,  tanto en la aplicación del método CES- Capturar-Esterilizar-Soltar-, como con la retirada de crías y adultos mansos para su adopción). 

En la actualidad alimenta directamente  tres colonias, en una de las cuales queda algún miembro por esterilizar. Últimamente está interviniendo en otras dos colonias de la zona (Norte de Madrid capital), de las que se ocupan otros alimentadores.

Desde el año 2011 ha impartido Talleres de Gestión de Colonias Felinas (Método TNR-CES), patrocinados por diversas Asociaciones (Vydanimal, CORA, Ecologistas en Acción, etc) de los cuales ha celebrado NUEVE hasta ahora; ocho en Madrid y uno en Pamplona.

Actúa en esa tarea por su cuenta y como particular, aunque pertenece a diversas asociaciones protectoras que le han ayudado puntualmente, como El Refugio, FAA, SPAP, CORA, LARA.
También ha creado en FB los grupos "Gestión de Colonias Felinas" (como Ana Jiménez), y Talleres TNR-CES (Como Solange Dubois), ambos dedicados al intercambio y comunicación de experiencias entre gente que gestiona colonias, con amplia documentación sobre el tema en sus archivos.

Asimismo ha formado en 2013 un grupo de Teaming llamado “GATOS LIBRES”, en el que, además de recabar ayuda para su causa, se puede seguir su actividad en colonias desde la creación del grupo.

Sus fuentes de aprendizaje han sido su propia práctica y formación de propio criterio respecto al protocolo veterinario y filosofía del CES, y respecto a cuestiones técnicas, las páginas de  las asociaciones americanas como Alley Cat Allies, Neighbourhood Cats, Feral Cat Coalition, etc, y en España, PROGAT y Plataforma Gatera de Barcelona, y El Gato Feliz de Asturias.




¿Cómo empezó en el mundo felino, la  primera necesidad de cuidar una colonia?

En 1996 me fui a vivir a una zona nueva, llena de solares en construcción… y llena de gatos, que empecé a alimentar. Primero recogí alguno de la calle y me lo subí conmigo, pero en seguida tuve la visión de que si sólo hacía eso, no resolvía el problema fundamental de su vida, la reproducción incontrolada, y no serían aceptados por el resto de los vecinos. Como así es, en realidad. A  partir de ahí me puse al habla con gente que ya tenía experiencia en esterilizar, que tenían jaula y  me enseñaron a usarlas y acompañaron a las primeras capturas; empecé a hablar con unos y con otros, a leer sobre el CES (Capturar-Esterilizar-Soltar en su entorno), buscar veterinarios comprometidos que me hicieran precios asequibles,  a comprarme una jaula… y hasta hoy. (La “revelación”, tengo que decirlo, fue a través de la página de “El Gato Feliz”, en la que por primera vez leí sobre el método CES).




¿Cómo está la situación en Madrid? ¿Ha mejorado desde que está en la alcaldía Manuela Carmena?

Aunque seguramente hay aspectos que supondrán un avance en la gestión de las colonias de gatos libres de Madrid (proyecto de creación de un centro de esterilización a cargo del Ayto. como en Barcelona, suavización de la Ordenanza Municipal, etc), considero que el concepto mismo de “colonia” y la filosofía del CES, es muy restrictivo en el actual Borrador del Proyecto elaborado por Madrid Salud: …“idoneidad del lugar de asiento de la colonia autorizado por técnicos municipales; ausencia de molestias y quejas en el vecindario, posibles reubicaciones”, etc.
Es difícil que un Ayuntamiento que durante décadas NO HA CREIDO EN EL CES PORQUE HA CONSIDERADO A LOS GATOS SIN DUEÑO –de hecho- COMO UNA PLAGA y UN PELIGRO SANITARIO, pueda, porque su equipo municipal cambie de signo político, (SI EL EQUIPO TECNICO QUE HA PERPETUADO ESA MENTALIDAD –Madrid Salud-NO SE RENUEVA), modificar el sesgo restrictivo y el enfoque sanitario en la aplicación del CES, cuando al fin lo aborde.
Sí es un elemento favorable el que dicho PROYECTO se esté perfilando con la FAPAM, órgano federativo de la CAM que sí ha gestionado colonias en pueblos de la Comunidad, y que, con protocolos de actuación posiblemente mejorables, tiene experiencia en ese campo, y no únicamente en el del captura+exterminio como método de control poblacional. Habrá que esperar a ver cómo queda finalmente elaborado el PROYECTO.


El papel de la administración, ¿cómo debería ser? 

Dado que la administración local y autonómica es en este tema quien lleva las competencias en España, lo primero que deberían hacer es formarse y aprender de la experiencia de otros ayuntamientos que han aplicado con éxito el método CES, tanto en España (Barcelona, Zaragoza), como en el Extranjero (Roma, Florencia, Reino Unido, USA). Los ejemplos son múltiples.
En Cataluña, por ejemplo, la gestión de colonias vino dada de forma natural porque venía precedida por la Ley Catalana de Protección Animal, la más avanzada de España. Así, esa ley prohibía el sacrificio de los animales callejeros, por lo que el aplicar el CES y no la política de exterminio, vino a ser política  de obligado cumplimiento en las colonias felinas urbanas.
Eso, y un adecuada disposición de los directivos municipales, que se dejaron asesorar por las Asociaciones PROGAT y  Plataforma Gatera (que llevaban tiempo practicando la gestión de colonias), y supieron aprovechar con gran perspicacia la experiencia de esas Entidades y el colectivo de voluntarios que las componía, aceleró el establecimiento de  una gestión de CES organizada a nivel municipal.
Si se hubiera seguido en Madrid el desarrollo del CES en Barcelona, podríamos llevar décadas aplicándolo con éxito. En todo comienzo, en todo proyecto, SI NO APRENDES DE LOS MEJORES, Y LOS IMITAS, estás condenado al fracaso, al inmovilismo, o peor aún, a seguir perpetuando los mismos errores.


¿La formación en cuidadoras es necesaria?

Imprescindible, sin duda. Y al igual que con los gestores municipales, la formación ha de partir de los expertos, de quienes gestionan colonias con un método lo más depurado posible y no improvisado ni programado. La improvisación es el  mayor enemigo del CES, la “Biblia” del TNR-CES, insiste en ello. Me refiero a Alley Cat Allies (http://www.alleycat.org), una de las más potentes y expertas Asociaciones de Gestion de Colonias del mundo. En la protección animal (como en todo lo que se emprenda, pero especialmente en la actividad en que unos seres vivos dependan de otros), las cosas se pueden hacer bien, regular, y mal. En España, sin duda, PROGAT ha sido la pionera en el CES, que ha bebido en las fuentes de Alley Cat Allies, como todos los que les secundamos.


¿Quién impartiría los cursos? ¿Otras cuidadoras?, ¿Veterinarios?

“Cuidadora” es un concepto muy amplio; puede designar desde la persona que solo alimenta, hasta quienes rescatan y ponen en adopción a los callejeros dóciles, o medican a gatos enfermos o incluso administran pastillas anticonceptivas; pero quien esteriliza propiamente, aunque además alimente y mantenga la viabilidad de la colonia, son las GESTORAS, yo no les llamaría sólo  CUIDADORAS. En este caso, los cursos o enseñanzas del método CES sólo deberían ser impartido por éstas. Otra cosa es que los veterinarios pudieran aportar conocimientos específicos de enfermedades que existen en las colonias, pero por lo general los veterinarios NO GESTIONAN COLONIAS, NO CAPTURAN, NO CONOCEN A PIE DE OBRA LA DINAMICA DE LAS COLONIAS, NI SABEN APLICAR UNA MEDICACIÓN QUE FORZOSAMENTE TIENE QUE SER DADA SIN MANEJAR AL GATO, aunque operen y puedan tratar a los gatos de colonias. SOLO HE CONOCIDO UNA VETERINARIA QUE ADEMÁS GESTIONABA ella misma COLONIAS, perteneciente a una clínica de protección animal de Madrid, y que  fue la única que dio una conferencia sobre el método CES hace años, en la que manejaba los artículos y textos de Alley Cat Allies para su exposición. En general, los vetes españoles (siempre hablo de Madrid) solo manejan a los gatos libres sedados, y somos nosotras quienes a menudo debemos ayudarles en la propia clínica a sacar o meter un gato de colonias en sus cheniles. Resumiendo, sólo gente con experiencia de aplicar el método CES y  conocedora de documentación de otros países donde los veterinarios sí CONOCEN DE CERCA A LOS GATOS DE LA CALLE Y SE INVESTIGA SOBRE SU VIDA, DEBERÍAN impartir cursos o enseñanzas del Método CES. (En Barcelona, PROGAT ha impartido unos 300 talleres para formar a las personas interesadas en gestionar colonias en los distritos de Barcelona. Gratuitos y participativos; creo que nadie puede tener en España mayor experiencia que ellos).


¿Cómo debemos acabar con las leyendas negras sobre gatos?
 
Problema complejo tratándose de España. Con educación y pedagogía de respeto a los animales, pero eso no es cuestión a corto plazo, desde luego. Hay toda una mitología judeo-cristiana sobre el gato que propició su casi exterminio en el siglo XIV en Europa, cuando su población se vio diezmada por la peste negra. Experiencias como la del pueblo de Muel (Zaragoza), “El Cuarto Hocico”, en cuya escuela se ha creado por los propios críos una asociación de defensa de los animales que ha recorrido España mostrando su experiencia, (alentada por su maestro, César Bona) no son aún frecuentes, pero señalan un cierto avance de las nuevas generaciones hacia el respeto a otras especies. Incluidos gatos callejeros. El problema es que la legislación siempre va por detrás de la realidad, renqueando y arrastrando prejuicios. Pero lo cierto es que también somos legión los que defendemos a los animales, aún poco conocida nuestra labor por la ciudadanía, pero  cada vez son más los municipios que implantan el método CES como control poblacional de los gatos callejeros. Poco a poco, pero vamos avanzando.


Del sistema  Ces implantado en España, cual es el mejor modelo según su visión. 

El de Barcelona, sin duda, por sus sólidas bases,  y por la Ley de Protección Animal que le precedió, como ya he comentado antes.


¿Qué pasos básicos son necesarios para iniciar el cuidado de una colonia?

Volvemos al concepto de cuidar. Si se trata solo de alimentar; paso previo a todo inicio de gestión mediante CES: son básicos el orden, la discreción y la limpieza, huyendo totalmente de los restos de comida casera. Si por cuidadora, como entiendo, nos referimos a gestoras, quienes además de alimentar esterilizan a los gatos de la colonia(Capturar-Esterilizar-Soltar), intento resumir los pasos del método CES en 10 puntos:
1-       Formarse sobre el método CES acompañando a gente que ya capture y gestione,  y documentándose sobre el tema.
2-       Hacerse con una jaula de captura (lo mejor es invertir en una jaula propia, y de calidad (http://www.livetrap.com), aunque muchas protectoras las alquilan mediante un depósito.
3-       Buscar por la zona que quieras intervenir veterinarios con quienes se acuerden precios especiales para esterilizar gatos callejeros, y si es posible, que conozcan el manejo de estos gatos.
4-       Buscar fuentes de financiación (propias, protectoras, mercadillos, sorteos, grupos teaming, donación de alimentadoras, vecinos, etc.)
5-       Censar lo más fielmente posible el grupo de gatos que se va a intervenir; y las alimentadoras son las más adecuadas para ayudar en esa labor. (Número de gatos, crías, preñadas y paridas, enfermos, abandonos, etc). Tener en cuenta que los gatos se mueven, y que el número puede oscilar por sus continuas migraciones.
6-       Fidelizar a los gatos con un horario de alimentación regular al menos durante 10 días antes de intervenir en la colonia, y mantenerlos en ayuno el día previo a las capturas.  (procurar buen acuerdo con las alimentadoras para esto)
7-       Tener contactos que puedan ejercer de casas de acogida si se piensa pone en adopción a los dóciles y crías (nunca antes de los 2 meses de lactancia, si su madre los puede alimentar). La propia gestora debería tener posibilidad de subir el gato capturado a su casa para pasar la noche previa a la cirugía,  ya que lo deseable es ayunar al menos seis horas antes la misma (deseable habitación que permita aislarle de los propios, tapado y tranquilo en la jaula de captura para  mantener al gato en la jaula durante esas horas).
8-       Vías de adopción a través de protectoras o particulares que lo hagan, para no distraer a la gestora de centrarse en el objetivo CES. Si se pretende hacer “TODO”, capturar+esterilizar+acoger+adoptar), no se avanza en el CES, y nuevos gatos seguirán naciendo.
9-       Tras la cirugía, soltar a los gatos adultos en la colonia. Si el entorno fuera DEMASIADO INESTABLE, ir desplazando los comederos a otra ubicación cercana y más segura; los gatos seguirán nuestros movimientos de modo natural. (la reubicación a espacios alejados no suele funcionar y es claramente desaconsejada por los especialistas en CES).
10-   Mantener la colonia tras la suelta con vigilancia continua, directa o a través de las alimentadoras, capturando y esterilizando lo antes posible a cualquier nuevo miembro que aparezca en la colonia. Si son abandonos, no serán aceptados por los miembros de la colonia, y esos gatos sí deben ser puestos en adopción lo antes posible, o buscar a sus dueños si se sospecha puedan estar perdidos.


En cuanto a control sanitario ¿Qué debe tener a mano siempre una cuidadora?

Si el control sanitario se refiere a las precauciones que el humano cuidador de colonias debe tener, la primera recomendación para evitar arañazos o heridas por los gatos es no tocarlos ni intentar cogerlos, ni retenerlos por el bien del humano y del gato mismo.  Si se les acostumbra al contacto humano directo,  peligra su seguridad si alguien no amistoso se acerca a ellos. Hay que tener en cuento que sólo los abandonados de un hogar y las crías son susceptibles –en principio- de dejarse tocar; los adultos verdaderamente salvajes huyen del humano, e incluso esperan a que se aleje para comer lo que les pone.
No está de más tener siempre a mano un Betadine rebajado, tanto por si el gato tiene una herida leve y se deja tocar, como por si  te araña (generalmente por querer cogerlo). En USA recomiendan vacunarse de la rabia, pero al estar aquí erradicada, eso no parece imprescindible. Llevo doce años ocupándome de los gatos libres y jamás un arañazo fortuito me ha causado ningún problema. Hay que ser respetuoso con ellos y dejarlos en paz; es todo. Si te pones guantes desechables para manejar el alimento y cacharros, mejor. La mayor suciedad de los entornos de los gatos la producen los humanos. No es mala idea dedicar algún tiempo a recoger la basura existente para que los gatos estén en un entorno lo más limpio posible, ellos son intrínsecamente limpios. Y limpiémonos las suelas de los zapatos al llegar a casa, para no transmitir la porquería de sitios degradados, como muchas veces son los que frecuentamos, a nuestros gatos de casa.
Si nos referimos al control sanitario de los propios gatos, a cómo llevar a cabo la medicación en gatos de colonias; éste bastante limitado precisamente por la imposibilidad de contacto directo. La gente que dice “llevar al vete” a los gatos cuando se ponen malos, o se refieren a crías, o a gatos abandonados, o a gatos tan deteriorados que soportan una captura a mano. Eso es un signo de que el gato está verdaderamente grave, y su curación en ese caso no es sencilla… y si se consiguen capturar, será el veterinario el que aconseje qué hacer. Lamentablemente hay estados de deterioro en gatos callejeros, tan avanzados,  que impiden su supervivencia en la calle, en cuyo caso la eutanasia es la acción más piadosa que puede recomentadar el profesional en su beneficio. Eso para mí no tiene nada que ver con la aplicación de los tests de  Leucemia e Inmunodeficiencia en el protocolo de esterilización, de los que no soy partidaria más que en casos de gatos destinados a la adopción.  
En cuanto a la administración de medicación en la propia colonia, mi experiencia personal se limita a la administración de  antiinflamatorios (Metacam, Meloxicam), antibióticos (Enrofloxacina, Amoxicilina+Clavulánico) y complejos vitamínicos Nutri-Plus Gel), mezclados en la comida. Conviene asesorarse por un veterinario explicando los síntomas e incluso a través de fotos donde se aprecie el aspecto de la lesión o enfermedad. Un factor a tener muy en cuenta es la calidad del pienso que les damos; si éste es de buena calidad, es un plus de salud asegurado. También hay cuidadoras que desparasitan periódicamente a los gatos de su colonia, pero eso, efectivamente, se puede intentar hacer cuando cuidas una sola colonia o varias de pocos individuos. Sería demasiado largo hablar aquí de las posibilidades terapéuticas de las enfermedades que surgen en las colonias. Y desde luego, tenemos que combatir seriamente la impotencia que nos crea la imposibilidad de tratar a los gatos libres que vemos enfermos. A pesar de sus afecciones, un gato libre evita ser capturado, porque para él no es sino otra amenaza a su  libertad y a su seguridad. Para mí en esos casos, el verdadero conflicto es dilucidar si el gato no prefiere  morir en íntima libertad, en lugar de ser capturado, hospitalizado, estresado, en definitiva, para dejar este mundo finalmente de modo no natural. Pensemos que cuanto más nos pongamos en el lugar del gato, y no sólo en nuestro sufrimiento por ellos,  más eficaces seremos en respetar su naturaleza, en definitiva libre y salvaje. Este no es tema sencillo, desde luego, como todo lo que suponga decidir sobre la vida de otros. Pero va incluido en la tarea –ardua donde las haya- de dedicarse el cuidado de los gatos libres.


Respecto a las redes sociales, ¿son de gran ayuda para las cuidadoras? 

Evidentemente, puede ayudar. Hay grupos en FB, (entre otros muchos), donde se agrupa gente que gestiona colonias, o cuida gatos libres en la calle, que pueden aportar ideas, material e intercambio de experiencias a quienes tienen un problema concreto o se quieren iniciar en CES. También pueden tener miembros veterinarios o abogados, que son realmente útiles cuando colaboran asesorando al grupo, aunque un consejo veterinario sin conocer directamente al gato con problemas, hay que tomarlo como algo orientativo. En la actualidad llevo un grupo en FB (Talleres TNR-CES)  donde hay un par de veterinarios muy competentes que asesoran cuando se les pide consejo. También abogados para dudas penales o denuncias, aunque hay que decir que en ese terreno las sentencias condenatorias por maltrato animal son escasas. En fin, las redes constituyen un entramado que, si funciona seriamente y con respeto mutuo, puede ayudar mucho a la gestión de colonias, como a tantos aspectos de la protección animal.

Intercambian experiencias, conocimientos, fechas de cursos?

La verdad es que los cursos y talleres sobre el método CES, no se prodigan. Ya comenté que el único que recuerdo , fue uno impartido por una veterinaria, cuando comencé a practicar el CES.  Y pienso, honestamente, que mis talleres, impartidos desde 2011,  han sido un estímulo para que la gente que estaba motivada, hayan dado el paso de sólo alimentar a esterilizar, y hayan a su vez difundido el conocimiento  del método, basándose en mis talleres, y por supuesto, en los estudios de Alley Cat Allies y otras asociaciones USA. Sí se han organizado últimamente, por asociaciones como GEA (Gestión Etica Animal), cursos on-line  sobre el método CES, de gran calidad . De todos modos, el método CES se aprende sobre todo practicándolo, empezando con gente con experiencia y siguiendo los pasos que, eso sí, han de tener una técnica lo más depurada posible, siempre en beneficio de los gatos, para no cometer errores que, aun con la mejor voluntad, puedan perjudicarles.

¿Quieres añadir algo que consideres importante y que no te hemos preguntado?

Por intentar insistir en aspectos que ya se han citado, y alguno nuevo, diría que:
1.       El apoyo a la esterilización tanto de particulares como de animales sin dueño es una tarea URGENTE de las administraciones y de los colectivos veterinarios, en un país como el nuestro, donde la tasa de abandonos y maltrato animal es tan alta y preocupante. Sin que eso se tome en serio, el SACRIFICIO CERO EN LAS PERRERAS Y ALBERGUES DE ANIMALES  no dejará de ser una utopía irrealizable. Los gatos libres, a fin de cuentas, provienen de abandonos propiciados por las camadas no deseadas, de animales con dueños que nunca fueron esterilizados.
2.       Insistir en que el CES es la única alternativa que se ha demostrado eficaz y no cruenta frente a la reproducción incontrolada de gatos libres.
Como alternativas anteriores FRACASADAS (http://www.neighbourhoodcats.org) podemos citar:
-          A) CAPTURAR+EXTERMINAR: El “efecto vacío” hace que el núcleo ecológico retirado, se vuelva a poblar con otros miembros.
-          B) CAPTURAR + ADOPTAR : Sólo como método complementario para casos puntuales, no como sistema de control poblacional; YA QUE NO HAY ADOPTANTES SUFICIENTES PARA TANTO ANIMAL NACIDO, y menos adoptantes responsables, y
-          C) CAPTURAR + REUBICAR: Es la última opción que contemplan los especialistas en CES. Si tuviéramos que trasladar a todos los gatos libres a terrenos cercados y vigilados, habría que crear ciudades enteras para ese cometido. Y de todos modos, los gatos libres conviven y conocen su propio entorno, por eso soportan mal el traslado forzado a lugares que no conocen, así como el hacinamiento en lugares de acogida o albergues. En un Congreso de protección animal celebrado en Barcelona hace unos años, se determinó que más de 20 individuos en recintos cerrados supone un hacinamiento perjudicial para su  salud física y psíquica. 

Si vas a impartir algún curso:

Desde 2015 sólo organizo los talleres a demanda, es decir, si un grupo de mínimo 8 personas interesadas en asistir al Taller, se reúnen y me avisan con algún tiempo;  se podrían celebrar. Hasta ahora una Asociación Ecologista en lugar céntrico de Madrid, me presta el salón y la infraestructura, siempre que se celebren en domingo por la mañana y que ellos no tengan ningún acto ese día. La duración del taller suele ser de 5 horas, y además de la presentación del taller, se aporta a los alumnos gran cantidad de material informativo sobre el método CES. 

El contacto para información sobre programa, precios, duración, etc, de los talleres; así como para realizar cualquier consulta sobre el método CES: wodukay@gmail.com.

FB: Grupo Talleres TNR-CES ( Por invitación)
Madrid, 16 de febrero de 2016
Ana M. Jimenez Moreno








                                                                   Recien capturado




                                                                                 Devuelto a la libertad





                                                                      Jaulon para postoperatorio





                                                              Comederos ybebederos en una colonia

2 comentarios:

  1. http://urgenciasgatos.blogspot.com.es/2016/02/entrevista-ana-m-jimenez-gestion-de.html

    ResponderEliminar